¿QUÉ ES SER LIBERTARIO?

Ser libertario es amar tu libertad y estar consciente de que tu libertad termina, efectivamente, donde empieza la de los demás. No creer en la imposición, antes de cualquier valor en el que puedas creer (patria, amor, valentía, tenacidad) está el valor de tu libertad.

Algunas actitudes que indican que tal vez seas libertario son:

  • Amas tu libertad y la infinidad de posibilidades que con ella vienen.
  • Eres responsable de tus acciones, dichos y decisiones porque entiendes que la libertad viene en la misma caja que la responsabilidad.
  • Tiendes a no creer en líderes mesiánicos (de cualquier índole) que prometen ser salvadores. No quieres que nadie soluciones tu vida, sólo quieres que te dejen vivirla.
  • Crees que cada quien es libre de vivir como quiera siempre y cuando no afecte a terceros.
  • No crees en el sacrificio de algunos en pro “del bien común” porque sabes que cada ser es igual de valioso.
  • Crees en la igualdad de oportunidades, no en la igualdad económica ni de circunstancias.
  • No te gusta pagar impuestos.
  • Defiendes la libertad de expresión, credo, asociación, tránsito, pensamiento, comercio y prácticamente cualquier otro tipo de libertad. Entiendes la libertad como algo integral.
  • Tiendes a romper paradigmas, a no seguir patrones y a buscar nuevas formas de hacer las cosas.
  • Te cuestiones constantemente el orden de las cosas, no crees en respuestas como “así siempre ha sido” o “porque así dice la ley”.